Visitá nuestro sitio caridadconsultora.com
¡PORQUE SER CONSCIENTES NOS HACE LIBRES Y PRODUCTIVOS!

Todos los individuos, en su rol de trabajadores tienen que desempeñar tareas. Muchas veces varias deben ejecutarse en simultáneo y una de las claves que trabajamos en nuestros cursos de formación es la toma de conciencia basada en una simple premisa:

“Para ir de A a B, primero tienes que estar en A, conocer A, sentir A…”.


Inevitablemente la gente que puede concurrir a un curso de formación tiene los siguientes temas dando vueltas en su mente: quieren estar menos ansiosos, quieren sentir tranquilidad, quieren ser más productivos, quieren reducir su stress, alcanzar algunos resultados/objetivos pendientes, que alguien les explique la forma, el cómo encontrar soluciones a aquellas cosas que no entendemos que les dimos muchas vueltas y no vemos la salida.


Gradualmente, a medida que las personas van avanzando en su despertar de consciencia, se van dando cuenta que pueden elegir y en esa elección está la forma en la que quieren vivir, haciéndose cargo de los resultados, tomando el lugar de protagonista de la película que es mi vida.


Aquellas emociones toxicas que distinguimos, puede que no las hagamos desaparecer, pero sí que el hecho de distinguirlas nos permita elegir qué hacer con ellas y qué lugar le vamos a dar en nuestra vida. Practicar el constante despertar de consciencia implica tomar las riendas de nuestra vida y diseñar quien queremos ser en el próximo minuto que está por venir.


Despertar la consciencia permite darse cuenta de que YO NO SOY MI ANSIEDAD, YO NO SOY LOS PENSAMIENTOS y este simple aprendizaje permite que cada persona pueda retomar la gestión de su vida recuperando la iniciativa y confianza en sí mismo.


Mucho de esto tiene que ver con la capacidad de facilitador de conectar con los participantes en el punto donde están, con amabilidad y comprensión. Parte de esa comprensión es darse cuenta que las personas van a tener metas. No hay nada malo con tener metas. Pero puede ser que en el proceso de despertar la consciencia, las metas también cambien por que inevitablemente el proceso hace que el individuo modifique su cerebro, desde la mirada de las neurociencias.


Estos son los principales cambios a nivel cerebral que puede producir la práctica recurrente de la disciplina de conciencia:

  1. La práctica ayuda a prevenir el deterioro cerebral a medida que envejecemos.
  2. La meditación reduce la actividad en los centros de auto-referencia del cerebro (las zonas yo, mí, mío).
  3. Los efectos del mindfulness son comparables a los efectos de los fármacos para la ansiedad y la depresión.
Si estás interesado en nuestros cursos escribinos a
comunicacion@caridadconsultora.com